Switch to full style
Personajes vinculados al ámbito civil
Escribir comentarios

Re: Los hijos del matrimonio Goebbels

Vie Nov 04, 2011 12:35 am

Hola a todos.
Para aportar un poco más de luz sobre la participación de Helmut Kunz y Ludwig Stumpfeger en el asesinato de los hijos de los Goebbels, he encontrado otro pasaje interesante en el libro Hitler's Death, de V. K. Vinogradov, J. F: Pogonyi y N. V. Teptzov.
En mi mensaje anterior, cuando Kunz testificó ante los soviéticos, afirmó que él junto con Magda Goebbels había entrado en la habitación de los niños, cuando la mujer de Goebbels introdujo las ampollas de cianuro en sus bocas, y anteriormente les había proporcionado las inyecciones de morfina para que se durmieran.

Años después, durante el juicio de Berchtesgaden afirmó que fue Stumpfegger el que se quedó a solas con Magda Goebbels.

Pues bien, en las declaraciones que realizó ante los soviéticos, el doctor personal de Hitler, Werner Haase, afirmó lo siguiente y traduzco del inglés:
Stumpfegger me dijo lo siguiente: "Goebbels y toda su familia están muertos". Stumpfegger no me dijo nada sobre las circunstancias de sus muertes.
El 30 de abril el Doctor Kunz estaba deprimido, y respondiendo a mis preguntas de mala gana, dijo que estaba preocupado porque podría tener que participar en el asesinato de los hijos de los Goebbels utilizando veneno.
El 1 de mayo de 1945, aproximadamente a las 14.00-15.00 horas, Kunz fue llamado desde el teléfono del hospital a las dependencias de los Goebbels, que se hallaban en el bunker de Hitler, a unos 500 metros del hospital.
Kunz volvió del hospital entre las 19.00-20.00 horas el 1 de mayo de 1945, en un estado muy depresivo. Entró en mi habitación, se sentó en la cama, y se agarró la cabeza con sus manos. En respuesta mi pregunta: "¿Están los Goebbels y su familia muertos?", dijo: "Sí." Al preguntarle si lo había hecho solo, Kunz respondió: "El Docotor Stumpfegger me ha ayudado." No conseguí sustraerle más información.


Lo cual deja las cosas bastante claras sobre la participación de Kunz en el asesinato de los hijos de los Goebbels.

Fuente: Hitler's Death, de V. K. Vinogradov, J. F: Pogonyi y N. V. Teptzov.

Saludos

Re: Los hijos del matrimonio Goebbels

Sab Nov 05, 2011 3:20 am

Hola a todos.
Me gustaría añadir algunos datos más sobre este hilo, concretamente sobre las declaraciones que los últimos inquilinos del búnker de Hitler emitieron ante los servicios de inteligencia soviéticos, sobre los hijos de los Goebbels. Todos ellos están recogidos en el libro Hitler's Death, de V. K. Vinogradov, J. F: Pogonyi y N. V. Teptzov., y en cierta manera, amplía un poco más la información sobre los últimos días de los seis niños.

Uno de los testigos es el Vicealmirante Hans-Erich Voss. En su declaración del 6 de mayo de 1945, afirmó que Goebbels le dijo el 1 de mayo, cuando se despidió de él:
"Mientras decía adiós, le pregunté a Goebbels si se uniría a nosotros. Pero respondió: 'El capitán no debe abandonar el barco cuando se hunde. He pensado en ello y he decidido quedarme aquí. No tengo adonde ir, porque con niños pequeños no sería capaz de hacerlo, especialmente con una pierna como la mía. Solo sería una carga para usted. Me quedaré aquí hasta el final.' Entonces me despedí de su esposa, que estaba en la habitación contigua. Como despedida, me dijo: 'Estamos atados a los niños, con los que no podríamos ir a ninguna parte'."

Otro de los testigos es Wilhelm Eckold, Jefe de la guardia personal de Goebbels. En su declaración del 18 de mayo de 1945, afirmó lo siguiente:
"Sobre el 31 de marzo, fui requerido por la mujer de Goebbels para hablar sobre como reforzar la seguridad de la situación. Mientras ella, su madre y yo charlábamos, ella dijo que si las cosas se torcían para el Ejército alemán, se irían a Berlín para vivir en el búnker de Hitler y se quedarían allí hasta el final, muriendo si fuera necesario. Añadió que tenía un veneno muy potente para tomarlo en el momento crítico. Su madre apoyó su decisión."

También Wilhelm Mohnke, en su declaración del 18 de mayo de 1945, aporta más datos sobre el destino de los hijos de los Goebbels:
"Me encontré con Goebbels y su mujer en la entrada de sus habitaciones. Me despedí, primero de la mujer de Goebbels, quien me dijo que sus seis hijos ya habían muerto y ella y su marido también pretendían suicidarse.
Las palabras que me dirigió fueron: 'Mis niños ya son angelitos y yo y mi esposo, pronto les seguiremos'. Vi que tenía una ampolla de veneno (cianuro de potasio) en su mano."


En el informe del 8 de octubre, que la inteligencia soviética redactó sobre las declaraciones de Hanna Reitsch, puede leerse lo siguiente:
"La señora Goebbels a menudo daba gracias a Dios por estar viva y poder matar a sus hijos para salvarles del mal que seguiría a la derrota. Le dijo a Reitsch: 'Mi querida Hanna, cuando el final llegue, debes ayudarme con los niños en caso de que fallasen las fuerzas. Pertenecen al Tercer Reich y al Führer y si ambos caen, no habrá lugar aquí para los niños. Pero debes ayudarme. Sobre todo, tengo miedo de que en el último momento, no tenga la fuerza necesaria.'
Goebbels tenía seis niños. Sus nombres y edades eproximadas erna: helga-12 años, Hilde-11 años, Helmut-9 años, Holde-7 años, Helda-5 años y Heide-3 años. Eran la única luz, que hacía la vida un poco más fácil en el bunker, bajo el velo de la muerte. Reitsch les enseñaba canciones, que cantaban al Führer y al herido von Greim. Siempre decían que estaban en una cueva con su 'tío Führer' y que aunque afuera caían bombas, nada podía pasarles mientras permaneciesen con él. Y el 'tío Führer' decía que pronto vendrían soldados y ahuyentarían a los rusos y entonces mañana podrían salir de nuevo afuera y jugar en su jardín. Todo el mundo en el bunker intentaba hacer sus vida los más agradables posible. La señora Goebbels le dio las gracias muchas veces a Reitsch por alumbrarles en sus últimos días, porque a menudo Reitsch se reunía con ellos y les contaba largas historias sobre sus vuelos y los países que había visitado y los lugares que había visto."


Y por último, en el interrogatorio al Mariscal Ferdinand Schörner, del 10 de mayo de 1945, afirmó:
"Entonces, le propuse a Goebbels, que si decidía quedarse, por lo menos que me permitiese volar con los niños fuera de Berlín en mi avión. A eso Goebbels dijo algo como: 'Ni yo ni mi familia sobreviviremos al Führer. Si el Führer cae, el Estado Nacionalsocialista caerá, y entonces la familia Goebbels no vivirá'."

Como hemos comprobado, sí que hubo posibilidades de evacuar al menos a los hijos de los Goebbels, pero sus padres lo impidieron para consumar de forma trágica y teatral el último acto de la historia del nacionalsocialismo.

Fuente: Hitler's Death, de V. K. Vinogradov, J. F: Pogonyi y N. V. Teptzov.

Saludos
Escribir comentarios