Publicado: Mar Oct 27, 2020 11:24 pm
por Kurt_Steiner
El cañón automático M1940 (72-K) de 25 mm era una pieza AA soviética.

El arma se desarrolló desde finales de 1939 hasta principios de 1940 en la 8ª Planta de Artillería de Kalinin bajo la dirección de su diseñador jefe Mikhail Loginov, supervisado por Lev Loktev. El cañón recibió el código de fábrica 72-K antes de ser aceptado en servicio por el Ejército Rojo como el cañón M1940 (72-K).

Las Fuerzas Armadas Imperiales Rusas nunca tuvieron un arma automática de un calibre inferior a 37 mm, y el trabajo en tales armas comenzó en la URSS a fines de los años 20, cuando la fábrica Kovrov desarrolló su arma antiaérea automática experimental de 25 mm. El calibre de 25 mm nunca se había utilizado prácticamente antes (a excepción de los 35 cañones de tiro rápido de cuatro cañones Palmcrantz de 25,4 mm utilizados por la marina rusa en 1879). Los dos modelos de armas posteriores desarrolladas por Vasily Degtyaryov operadas por gas se probaron durante 1929-1930, pero no se aceptaron para el servicio.

Lo que estimuló el desarrollo de tales cañones antiaéreos fue el crecimiento cuantitativo y cualitativo de la aviación durante las décadas de 1920 y 1930, y la necesidad resultante de separar la artillería antiaérea del ejército. En ese momento, tanto las ametralladoras de calibre de rifle como las de gran calibre y los cañones AA de calibre 20-25 mm o 37-45 mm, se consideraron para uso antiaéreo. Al mismo tiempo, las disposiciones de la entonces moderna defensa antiaérea para el Ejército Rojo se consideraron insatisfactorias; la URSS no tenía ninguna ametralladora de gran calibre en servicio o en producción en 1929, ni había un cañón AA con un calibre de 20-25 mm. La situación no era mejor para los cañones AA de 37-45 mm; la mayoría de las armas en servicio eran modelos obsoletos de la Primera Guerra Mundial, y los intentos de modernizar incluso el cañón AA de 37 mm Modelo 1928 terminaron en fracaso. Con un problema similar teniendo lugar con la artillería de campaña, y dada la debilidad de las escuelas de diseño soviéticas, se recurrió a la ayuda extranjera para ayudar al desarrollo de sistemas de artillería de una variedad de clases y roles. El único aliado extranjero capaz de hacerlo en ese momento, a fines de la década de 1920, era la República de Weimar, con quien la URSS ya había firmado una serie de acuerdos diplomáticos y comerciales.

Rhinemetall (bajo el disfraza de una empresa fantasma, Bütast) y la URSS firmaron un contrato para producir una serie de piezas de artillería (incluidos cañones AA automáticos) en 1930. De acuerdo con los términos establecidos, Rheinmetall entregó dos muestras de armas AA de calibre de 20 mma, junto con los planos completos para el modelo. Este modelo fue aceptado por el Ejército Rojo como el cañón AA y AT Modelo 1930 de 20 mm. La fábrica de Kalinin intentó farbicar eset modelo en masa, asignándole el código 2-K. Sin embargo, la planta solo logró construir tres (originalmente tenía 100 planeadas) en 1932, y 61 en 1933 antes de que terminara la producción; la planta nunca logró dominar la producción del cañón; cada unidad se ensambló a mano, con una calidad general extremadamente baja. Solo 31 cañones 2-K permanecían en servicio con el Ejército Rojo en 1936, salvo 8 cañones de entrenamiento.

Alemania adoptó una versión modificada de este arma como el Flugabwehrkanone 30 de 2 cm.

Los diseñadores de la planta de Kovrov propusieron adaptar el cañón ShVAK de 20 mm para uso antiaéreo, que se probó en dos montajes diferentes en 1936, y ambos fracasaron. La oficina de diseño de Yakov Taubin propuso desarrollar un cañón antiaéreo a partir de su MP-6 de 23 mm. Sin embargo, Taubin fue arrestado el 16 de mayo de 1941, lo que puso fin al desarrollo posterior del arma aún a medio desarrollar.